Comuna

Localización
La comuna de Galvarino se localiza en la Región de La Araucanía, Provincia de Cautín. Ocupa parte de la vertiente oriental de la Cordillera de Nahuelbuta y de la Depresión Intermedia, y dista a 56 kms. al noroeste de la capital regional; Temuco. El cuadrante de coordenadas geográficas aproximadas tiene los siguientes valores: 30º 20´ y 30º 37´ Latitud sur y 73º 01´ y 72º 36 Longitud oeste.

Galvarino posee una superficie de 56.820 hectáreas, lo que representa al 1,78% del total regional, compartiendo con Perquenco, Renaico, Ercilla, Purén y Teodoro Schmidt la tipología de comuna pequeña, dentro de la Región.


Fuente: INE

Esta comuna tiene la ventaja de situarse en la parte media de la cuenca hidrográfica del Río Imperial, lo que le permite un potencial de uso y manejo del recurso hídrico para fines productivos. Sin embargo, su desventaja en consideración al desarrollo de la actividad agropecuaria tiene que ver con la topografía, de carácter ondulada a quebrada con presencia de cerros y quebradas, que impiden, además, una adecuada comunicación entre los distintos sectores del espacio comunal.

Esto último, se traduce en dificultades de desplazamiento de las personas y de bienes que entran y salen de la comuna, producto de las distancias y deficiente calidad del transporte público y mantención de caminos en el área rural que la conectan con los grandes centros urbanos (principales lugares de funcionamiento de los mercados de bienes y servicios).

Relieve

La comuna de Galvarino se inserta morfológicamente en lo que se ha denominado como “Unidad Natural Depresión Chol Chol”, que corresponde a la cuenca fluvial del mismo nombre y se ubica en el contacto del valle longitudinal con la Cordillera de Nahuelbuta, donde predominan relieve en colinas suaves y llanos ondulados. Esta unidad natural se fue generando, hace millones de años atrás, a partir de procesos de avances y retrocesos de las aguas marinas que mientras depositaba los materiales, las precipitaciones que escurrían concentradamente en canales y esteros, iban erosionando paulatinamente la superficie casi plana que dejó la depositación de las aguas marinas. Este proceso a través del tiempo, dio origen a un paisaje acolinado que rodea a un fondo plano, representado por los valles locales.

Clima

En la Región de la Araucanía predomina el Clima Templado Oceánico o Lluvioso que caracteriza a la zona sur del país. Sin embargo, hacia el norte aún predomina el tipo climático templado cálido de menor precipitación. En éste sentido, por el efecto en el clima que juega la Cordillera de Nahuelbuta, el sector ubicado al oriente de este cordón y en el valle longitudinal norte de la región, se presenta el clima templado cálido característico de la VIII Región. Las condiciones climáticas se ven afectadas por una disminución de las precipitaciones y un aumento del período seco; la temperatura media anual es de 12,9º y la precipitación media anual de 1.081 mm.

Hidrografía

La Región se caracteriza por presentar dos hoyas hidrográficas: la del Río Imperial al norte y la del Toltén al Sur. Estos se definen, desde el punto de vista de su comportamiento, como ríos tranquilos y regulados por lagos precordilleranos, con régimen de alimentación mixto, pero con marcado aporte pluvial.

Uno de los principales afluentes del Río Imperial es el Río Chol-Chol, que se desarrolla al pie de la vertiente oriental de la Cordillera de Nahuelbuta, con rumbo general hacia el sur. Este Río, aparte de recibir las aguas de drenes provenientes de esta cordillera, recoge las aguas del valle central y precordillera, en un área que duplica a la cuenca del Cautín. Algunos de estos colectores más importantes son el Río Quillém y el Río Lumaco. Estos sistemas hidrográficos permiten el desarrollo de las entidades pobladas de Galvarino y Chol Chol.

Vegetación

A nivel regional la vegetación natural se caracteriza por ser boscosa, densa y abundante. Es un sotobosque de carácter hogrófito, que en la décima región toma aspecto de selva, pero, particularmente en la zona donde se sitúa la comuna de Galvarino, el rol de barrera que juega la Cordillera de Nahuelbuta, permite encontrar en el valle longitudinal un paisaje propio de la región del norte, donde el bosque esclerófito de Boldo, Quillay, Peumo, Litre y Molle, caracteriza la vegetación natural. Este paisaje natural ha sido fuertemente degradado por el hombre y en la actualidad es reemplazado por cultivos agrícolas, praderas y plantaciones forestales.

Dadas las características agroclimáticas, la comuna es parte de una zona con potencialidades productivas que se reparten entre algunos cultivos (favorecidos por el efecto de la Cordillera de Nahuelbuta), ganadería, y la forestación con especies exóticas de rápido crecimiento, lo que está cambiando por completo el paisaje. Además de Galvarino, son parte de esta zona las comunas de Collipulli, Purén, Los Sauces, Lumaco, Traiguén, Nueva Imperial, Carahue, Saavedra, Toltén, es decir, toda la franja poniente de región.

Lo anterior, es indicio que toda esta zona se encuentra; en transformación, donde la actividad forestal está en vía de convertirse, en el mediano plazo, en el rubro articulador de los sistemas de producción e intercambio.

Ordenamiento Territorial

Cabe señalar, que el desarrollo forestal modifica por completo el ordenamiento territorial regional, dado que le asigna nuevas funciones a los recursos naturales, a la infraestructura, al quehacer de las instituciones públicas y privadas, y a la vida de las personas. Un aspecto importante de la actividad forestal se refiere a los territorios que ocupa y su radio de influencia, que pasan a cumplir funciones económicas desligadas de las decisiones regionales (e incluso nacionales).

La dinámica de estos espacios poco tienen que ver con el resto de la región, pero impactan fuertemente en toda ella, pues como consecuencia de su expansión forestal se producen movimientos migratorios, asalarización de la fuerza de trabajo, descampesinización, nueva integración subregional, etc.

En este contexto, la comuna de Galvarino se está relocalizando. Proceso donde sigue siendo importante para ella su relación con Temuco y otros referentes urbanos de la región, pero, también, crece en importancia la localización de nuevas actividades demandantes de fuerza de trabajo y las conexiones viales que estas actividades crean o activan. Un ejemplo claro de reordenamiento territorial a niveles macro-regionales, se da con la expansión del trigo, que generó grandes migraciones, campesinizó a mucha gente, generó pueblos, etc.

Población

La población comunal es de 12.596 habitantes, (Censo 2002) que representa sólo el 1,4% de la población regional. Esta cifra por sí sola es indicativa de la importancia que regionalmente se le asigna a la comuna cuando se trata de localizar inversión pública y asignar roles en una estrategia de desarrollo regional, donde, sin duda, la comuna de Temuco (que concentra al tercio de la población regional) es prioritaria cuando de inversión para el desarrollo se trata.
En relación a 1992, actualmente se observa en la comuna un decrecimiento de (-) 1,17%, que corresponde al periodo intercensal 1992 y 2002., comparadas estas cifras con antecedentes anteriores de población, el crecimiento de la comuna correspondía al 0,59% (Censo 1992). Actualmente la variación correspondiente a este periodo es de -10,5%, siendo la cuarta con mayor decrecimiento poblacional de la Provincia de Cautín.

La población rural de Galvarino, correspondía a un 76,9% de la población total (1992), bajando este porcentaje en 5 puntos, teniendo la comuna una población actual rural de 71,9% (Censo 2002), siendo esta de 9.057 personas., cifra muy superior al 34,38% de la región (INE 2002). En general, esta característica de ruralidad la comparte con todas las comunas que se emplazan en la franja poniente de la región, cuestión que está estrechamente ligada a la presencia de población mapuche y campesina. Es en esta franja territorial donde proporcionalmente los mapuches constituyen el principal grupo étnico, organizado en unidades económicas familiares agrícolas (campesinos).

El 59% de las personas residentes en la comuna declararon en el Censo de 2002 pertenecer a la cultura mapuche, muy superior al pronunciado en el Censo 1992 de un 57,3%.
La relación hombre-mujer se observa a través del índice de Masculinidad el cual a nivel comunal es de 106,6% (significa que cada 100 mujeres hay 106,6 hombres), porcentaje alto comparado con la misma relación a nivel nacional (97,12%). Este mismo índice en el sector rural de Galvarino es aún mayor (111.3%), lo que está demostrando que la migración es diferencial y afecta principalmente a mujeres rurales (de entre los 15 y 24 años, fundamentalmente).

Empleo

De acuerdo a las clasificaciones internacionales de empleo, de las 12.596 personas que residen en la comuna 8.793 están en edad de trabajar (mayores de 14 años), que equivalen al 69,8% (el 29% está en el sector urbano y el 71% restante en el sector rural). Estas cifras presentan diferencias con las existentes en 1992, pues de los 14.076 habitantes que habían, estaban en edad de trabajar el 63,9% (24,2% en el sector urbano y el 75,8% en el sector rural).

Una primera cuestión de importancia en cualquier política de desarrollo de mediano y largo plazo que se pretenda aplicar en la comuna, es que en términos tanto relativos como absolutos, cada vez hay más personas en edad de trabajar y que eventualmente pueden ejercer presión sobre el mercado de trabajo local y regional. La reflexión es que si bien hay emigración de población joven, quienes están dentro de la población en edad de trabajar crecen a una tasa superior a la de quienes no lo están, a la creación de fuentes de empleo.

Resumen

Galvarino forma parte de una unidad territorial mayor que se caracteriza por presentar condiciones agroecológicas con algunas similitudes, y presencia de población mapuche como etnia predominante, articulada en unidades económicas de producción agrícola por cuenta propia. Estos elementos son fundamentales para  entender los procesos actuales de transformación en que participa la comuna y para proyectar los efectos e impactos de cualquier estimulo o intervención que desde dentro o fuera se produzcan.

Es en este contexto en que se está produciendo la transformación productiva de la comuna. Donde hay tierras que están protegidas por la legislación indígena que no se pueden enajenar. Donde hay elementos culturales de arraigo que inciden fuertemente en la permanencia de los mapuches en el campo, pese a las múltiples situaciones adversas que cotidianamente deben enfrentar. Donde la obtención de los ingresos de las familias tiene varios orígenes, además del agrícola, como son el trabajo asalariado en forma temporal y ocasional, subsidios del Estado, aportes de migrantes y otras actividades por cuenta propia (tejidos, por ejemplo).

Sobre el Autor