Agosto mes del Corazón

¿Qué son las enfermedades cardiovasculares?

Las enfermedades cardiovasculares son las que afectan al corazón y a las arterias, fundamentalmente del cerebro, de las piernas y del corazón. Son muy frecuentes y graves y constituyen la principal causa de muerte en Chile con casi el 28% de los decesos

Para presentar este tipo de enfermedades tenemos diferentes riesgos cardiovasculares, algunos modificables y otros no modificables.

  • Modificables:

–         Hipertensión arterial

–         Obesidad

–         Sedentarismo

–         Colesterol elevado

–         Diabetes

–         Estrés

–         Tabaquismo

 

 

  • No modificables:

–          Sexo (mayor prevalencia en hombres)

–          Antecedentes familiares

–          Edad: hombres mayores a 45 años; mujeres mayores a 55 años

 

 

Con una alimentación más saludable es posible evitar o modificar algunos de estos factores de riesgo: Hipertensión arterial, Colesterol alto, Diabetes, Sobrepeso/Obesidad

El colesterol corresponde a un aumento de grasa en nuestra sangre, esta va tapando las arterias y así haciendo más difícil el paso de la sangre que ha sido impulsada desde nuestro corazón.

La hipertensión arterial genera también dificultad en el paso de la sangre por las arterias, por lo tanto se exige mayor esfuerzo al corazón para bombear la sangre a todo el cuerpo.

Una de las características principales de la diabetes mellitus es generar enfermedades que afecten al corazón, con una alimentación adecuada la diabetes se mantendrá controlada, disminuyendo así la posibilidad de enfermar nuestro corazón.

En el caso del exceso de peso el cuerpo presenta mayor cantidad de grasa de la que necesita, por lo que hará que el corazón requiera de un trabajo mayor para poder funcionar normalmente.

 

Haciendo pequeños cambios en nuestros hábitos alimentarios disminuimos las probabilidades de enfermar nuestro corazón o de presentar un infarto.

Aumentar el consumo de frutas y verduras ayuda a limpiar nuestras arterias del exceso de grasa y así mejoramos el funcionamiento del corazón. Del mismo modo debemos reducir el consumo de alimentos ricos en grasa y frituras en general.

También es importante realizar actividad física de forma regular ya que por un lado evitaremos tener exceso de peso y por otro ayudamos al correcto funcionamiento de nuestro corazón.

 

Natalia Cordero Acevedo

Nutricionista

Departamento de Educación, Galvarino

Sobre ismael